San Luis Versiglia

ORACIÓN INICIAL

¡Ayúdame, Espíritu divino, a ser constante en mi vida espiritual, a que mi vida esté impregnada de la sabiduría divina para crecer en santidad! ¡Concédeme la gracia, Espíritu de sabiduría, de poner siempre en todo lo que haga mi corazón a Jesús! Amén.

UNA PINCELADA HISTÓRICA

Luis Versiglia nació en Oliva Gessi (Pavía), el 5 de junio de 1873 murió en Linchow, China, el 25 de febrero de 1930. El 16 de septiembre de 1885 llegó Turín para estudiar con los salesianos de Don Bosco con la intención de ingresar en la universidad y ser veterinario. Permanece junto a Don Bosco por dos años y medio, se confiesa con él frecuentemente. Pocos días después de la muerte de Juan Bosco, Luis asiste en la Basílica de María Auxiliadora a la imposición del crucifijo a los siete salesianos que partían a las misiones el 11 de marzo de 1888. Es aquí cuando decide convertirse en salesiano para ser misionero en un futuro. El 21 de diciembre de 1895 recibe la ordenación sacerdotal. Don Miguel Rúa lo nombró maestro de Novicios de Genzano, cerca de Roma En 1905 estudia idiomas para ser misionero. Sale de Italia en la primera expedición de misioneros salesianos a China capitaneada por él.

En 1906 guió la primera expedición misionera salesiana a China, donde estableció la casa central, en Macao, e inició la misión Shiu Chow. El 22 de abril de 1920 fue consagrado obispo. Sabio e incansable, verdadero pastor entregado por entero a su pueblo, dio a la Vicaría una sólida estructura, con un seminario, casas de formación, varias residencias, orfanatos y casas de ancianos. Manifestándose más padre que hombre de autoridad, daba ejemplo del trabajo y de la caridad que no manda nada sin haber medido primero las fuerzas de los hermanos. El 25 de febrero de 1930, mientras realizaba una visita pastoral en Lin Chow, junto con dos maestros, dos catequistas, una alumna y el sacerdote salesiano Calixto Caravario, fue asaltado por piratas comunistas en un lugar aislado del río. Para proteger a los jóvenes –que pudieron escapar–, Versiglia y Caravario fueron golpeados brutalmente y después fusilados.

IMITEMOS LAS VIRTUDES DE LOS SANTOS

Versiglia recordó una visión revelada por don Bosco a los salesianos en 1885: “Don Bosco vio que cuando en China un cáliz estuviera lleno de sangre, la Obra Salesiana se difundiría maravillosamente en medio de este pueblo inmenso. Tú me traes el cáliz que el padre ha visto: a mí me toca llenarlo de sangre para llevar a cabo la visión”.

PARA MEDITAR…

“Por causa de mi nombre todo el mundo los odiará” Estas palabras del Señor nos hacen comprender que en las pruebas aceptadas a causa de la fe, la violencia es derrotada por el amor, la muerte por la vida. Y para acoger de verdad a Jesús en nuestra existencia y prolongar la alegría de ser hijos de Dios, el camino es precisamente el indicado por este Evangelio, es decir, dar testimonio de Jesús en la humildad, en el servicio silencioso, sin miedo de ir a contracorriente y de pagar en primera persona. Y si bien no todos están llamados, como algunos mártires, a derramar la propia sangre, a cada cristiano, sin embargo, se le pide ser coherente en toda ocasión con la fe que profesa. Y la coherencia cristiana es una gracia que debemos pedir al Señor. Ser coherentes, vivir como cristianos y no decir: “soy cristiano”, y vivir como pagano. Seguir el Evangelio es ciertamente un camino exigente, pero hermoso y quien lo recorre con fidelidad y valentía recibe el don prometido por el Señor a los hombres y las mujeres de buena voluntad.

IMÁN DE SANTIDAD

No todos estamos llamados a el martirio, pero si a amar con toda nuestra vida, darla de ser necesario, por Jesús. ¿Cómo das testimonio de lo que ha hecho Jesús en tu vida? ¿Actúas acorde al Evangelio?

ORACIÓN FINAL

¡Oh Señor, que dijiste: «Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos»! Por intercesión de San Luis Versiglia, que afrontó heroicamente la muerte para demostrar su fe y defender la dignidad y la virtud de las personas a ellos confiadas, ayúdanos a ser más fieles en el testimonio cristiano y más generosos en el servicio de la caridad. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Dios te bendiga por medio de Nuestra Madre,

Padre Marcelo

Ingresando AQUÍ podes bajar el libro de oraciones para cada día.

#LosApostolesDeLosUltimosTiempos #SantosDelSigloXX

A %d blogueros les gusta esto: