San Rodrigo Aguilar

ORACIÓN INICIAL

¡Ayúdame, Espíritu divino, a ser constante en mi vida espiritual, a que mi vida esté impregnada de la sabiduría divina para crecer en santidad! ¡Concédeme la gracia, Espíritu de sabiduría, de poner siempre en todo lo que haga mi corazón a Jesús! Amén.

UNA PINCELADA HISTÓRICA

Nació en Sayula el 13 de marzo de 1875. Ingresó al seminario auxiliar de Guzmán, donde se distinguió por su talento y aplicación. Cultivó la prosa y la poesía con gran talento literario. Fue ordenado presbítero en 1905 y trabajó en diversas parroquias. Cumplió sus deberes con diligencia y prontitud, siempre atento a las necesidades de sus fieles con paciencia, caridad y humildad. En 1927 se desempeñaba como padre interino de la Unión de Tula cuando fue perseguido por ser sacerdote. Huyó y se refugió en un rancho desde donde atendía a sus fieles, administraba los sacramentos y dirigía los ejercicios espirituales.

La traición de uno de sus fieles ocasionó que fuera capturado en octubre de 1927 por una columna de federales al mando del general brigadier Juan Izaguirre. Al día siguiente de su captura fue conducido a la plaza principal para ejecutarlo. Bendijo a sus verdugos, perdonó a todos y regaló su rosario a uno de los que lo iban a matar. Antes de ser ejecutado lanzó el grito de: “Viva Cristo Rey y Santa María de Guadalupe”. Sus restos fueron trasladados al templo parroquial de Tula. Fue beatificado el 22 de noviembre de 1992, y canonizado por el Papa Juan Pablo II el 21 de mayo del 2000.

IMITEMOS LAS VIRTUDES DE LOS SANTOS

En una ocasión peregrinó a Tierra Santa plasmando la honda impresión espiritual que le causó en la obra Mi viaje a Jerusalén. Sintió entonces un profundo anhelo de morir mártir. El 20 de marzo de 1925 fue nombrado párroco de Unión de Tula, y ese mismo afán de derramar su sangre por Cristo estuvo presente en sus oraciones. Es como si tuviese el secreto presentimiento de que se cumpliría esa súplica. Quizá por eso, rogó a sus más cercanos que lo encomendaran ante Dios en sus peticiones uniendo a las suyas ese ardiente deseo martirial que compartió con ellos. Pronto serían escuchadas.

PARA MEDITAR…

El estío de 1926 trajo las primeras turbulencias con la suspensión del culto decretado por las autoridades civiles. En 1927 un ejército compuesto por 600 federales invadieron Ejutla. Cuando uno de los estudiantes, que después logró huir, intentó ayudarle, le dijo: “Se que me llegó mi hora, usted váyase”. Aún a costa de su vida, poco antes de ser apresado logró destruir expedientes de seminaristas. Fue por eso que quedó a merced de los soldados que le detuvieron, aunque no hubiera podido llegar lejos porque tenía lastimados los pies. Dispuesto a todo, cuando le pidieron que se identificará, respondió: “¡Soy sacerdote!”. Tal como supuso, esta respuesta desencadenó una turba de injurias y chanzas soeces que le acompañaron al lugar de su martirio. La venganza de un cabecilla al que vetó un matrimonio ilegítimo estaba en marcha.

Poco después se despedía de otros seminaristas y religiosas con un emocionante y esperanzador: “Nos veremos en el cielo”. Este es el talante de los mártires, sin excepción. Bondadosos, generosísimos, inundados de fe y de caridad, llenos de esperanza, sin emitir juicio alguno contra nadie, dispuestos a unirse a la Pasión redentora de Cristo en rescate de quienes se han dejado atrapar en las viscosas redes del odio. De otro modo, hubieran renegado de su creencia.

IMÁN DE SANTIDAD

San Rodrigo era un hombre lleno de esperanza, la esperanza cristiana de no querer separarse nunca de su Creador. ¿Sos una persona que pierde fácil la esperanza?

ORACIÓN FINAL

San Rodrigo Aguilar Alemán, que seguiste con alegría y fidelidad la llamada de Cristo Rey hasta una entrega total en el martirio. Te pedimos, que por tu intercesión, crezca en todos nosotros el amor a Cristo Rey y a Santa María de Guadalupe. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Dios te bendiga por medio de Nuestra Madre,

Padre Marcelo

Ingresando AQUÍ podes bajar el libro de oraciones para cada día.

#LosApostolesDeLosUltimosTiempos #SantosDelSigloXX

A %d blogueros les gusta esto: