Día #12

DÍA #12: Nuestra Señora de las Victorias 

HISTORIA DE LA APARICIÓN:

VIDENTE: Padre Carlos Eleonor des Genettes

Fiesta: 25 de octubre

El Padre Genettes se encontró el 27 de agosto de 1832 con una iglesia pobre y abandonada. Durante casi cinco años el Padre tuvo que soportar la escasez de frutos apostólicos: un número muy pequeño de fieles acudían a la Iglesia. Ante su desesperación y mientras celebraba Misa oyó en su interior las siguientes palabras: “Consagra tu parroquia al Santísimo e Inmaculado Corazón de María”. Dudó de ellas, pero actuó en conciencia, consagrando la Parroquia a María. Sintió la llamada a fundar una asociación religiosa que pudiera llevar a cabo la petición escuchada con mayor orden y eficacia.

Su Santidad, el Papa Gregorio XVI, emitió un informe estableciendo perpetuamente en la Iglesia de Nuestra Señora de las Victorias la Archicofradía del Santísimo e Inmaculado Corazón de María para la conversión de los pecadores.

En 1848 se inauguró la adoración nocturna al Santísimo Sacramento para hombres. Desde París, los centros de adoración nocturna se extendieron por todo el mundo. En mayo de 1883, el Sr. Martin (padre de Santa Teresita de Lisieux), al ver que la medicina no conseguía curar a Teresita, enferma de gravedad a sus 10 años, encargó una novena de Misa en el altar de Nuestra Señora de las Victorias. Durante la novena, el 13 de mayo de 1883, fiesta de Pentecostés, Teresita se curó de repente al ver a la Virgen sonriéndole.

GRADO DE APROBACIÓN:

Cabe destacar que esta es una intervención especial de la Virgen. En 1838, S.S. Gregorio XVI, aprueba permanentemente la Archicofradía del Santísimo e Inmaculado Corazón de María para la conversión de los pecadores.

MEDITACIÓN DEL DÍA: adoración eucarística

San Juan Pablo II nos introduce a un deseo profundo de corazón, esta es su súplica a Jesús: “Queremos amar como Tú, que das la vida y te comunicas con todo lo que eres. Quisiéramos decir como San Pablo: “Mi vida es Cristo” (Flp. 1, 21). Nuestra vida no tiene sentido sin ti. Queremos aprender a “estar con quien sabemos nos ama”, porque “con tan buen amigo presente todo se puede sufrir”.

En ti aprendemos a unirnos a la voluntad del Padre, porque en la oración “el amor es el que habla”. Entrando en tu intimidad queremos adoptar determinaciones y actitudes básicas, decisiones duraderas, opciones fundamentales según nuestra propia vocación cristiana. Creyendo, esperando y amando te adoramos con una actitud sencilla de presencia, silencio y espera que quiere ser también reparación como respuesta a tus palabras: “Quédense aquí y velen conmigo” (Mt. 26, 38).

PROPÓSITO PARA HOY

Si es posible, acercate a una Capilla de Adoración para dialogar con Él, como lo hacía San Juan Pablo II. Con un corazón expectante a lo que quiera hablarte y enseñarte para este camino de la Cuaresma. ¡Que sea Jesús quien te prepare para Su Resurrección!

Padre Marcelo

Ingresando AQUÍ podes bajar el libro de oraciones para cada día.

#CuaresmarioMariano #UnCuraEnLasRedes

 

A %d blogueros les gusta esto: