Día #22

DÍA #22: Nuestra Señora de Fátima 
 
HISTORIA DE LA APARICIÓN:
 
VIDENTE: Lucía, Francisco y Jacinta
FIESTA: 13 DE MAYO
 
Entre el día 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917, la Virgen se apareció a tres niños pastorcitos: Francisco, Jacinta y Lucía. A partir de esta experiencia sobrenatural, los tres se vieron cada vez más llenos del amor de Dios y de la Santísima Virgen, teniendo una sola aspiración en su vida terrenal: consolar a Cristo a través de la oración y el sacrificio por la salvación de las almas.
Los niños no se limitaron a ser mensajeros de los secretos de la Virgen de Fátima, sino que dedicaron todas sus fuerzas para que sus vidas fueran un auténtico anuncio de la eternidad con Dios, siempre y cuando sus obras en vida lo merecieran. Durante las apariciones fueron objeto de burlas, calumnias y hasta tuvieron que soportar la prisión; pero siempre se mantuvieron firmes en su fe y en su misión.
Europa estaba viviendo uno de sus peores momentos con la Guerra y Lenin preparaba la revolución que cambiaría la fisonomía de casi la mitad de los habitantes del planeta: el comunismo. En este contexto apareció la Virgen de Fátima con la súplica de realizar penitencia y oración por la salvación de la humanidad. A los niños les dio tres secretos que se han ido revelando en el correr de los años con el consentimiento de los Sumos Pontífices.
Los pastorcitos pudieron contemplar el amor misericordioso del Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María y su poder real sobre el mal en el mundo. También pudieron ver el infierno y el sufrimiento de Jesús y María por las almas que allí perecerían. A su vez, tuvieron la gracia especial de comprender la trascendencia de la vida humana, del sentido de la muerte y de la eternidad, así como darse cuenta en sus mentes infantiles que el hombre puede salvarse si utiliza bien su libertad.
 
GRADO DE APROBACIÓN:
 
Esta aparición cuenta con el más alto grado de aprobación. Está incluida en el calendario litúrgico, cuenta con liturgia propia y ha recibido numerosas visitas papales.
 
MEDITACIÓN DEL DÍA: consolar a Jesús
 
Las apariciones de la Virgen en Fátima son una de las más conocidas en el mundo entero, debido al contexto en el que se aparece la Virgen y, sobre todo, al mensaje que les da a los pastorcitos. Estas apariciones iban a cambiar la vida de estos tres niños para siempre.
Un día Lucía le preguntó a Francisco: ¿qué prefieres más, consolar al Señor o convertir a los pecadores?” Y él respondió: “Yo prefiero consolar al Señor. ¿No viste que triste estaba Nuestra Señora cuando nos dijo que los hombres no deben ofender más al Señor, que está ya tan ofendido? A mí me gustaría consolar al Señor y después, convertir a los pecadores para que ellos no ofendan más al Señor.” Y siguió: “pronto estaré en el cielo. Y cuando llegue, voy a consolar mucho a Nuestro Señor y a Nuestra Señora.” Francisco quería, ante todo, consolar a Dios, tan ofendido por los pecados de la humanidad. Él quería ofrecer su vida para aliviar al Señor a quien había visto tan triste y tan ofendido. Incluso, sus ansias de ir al cielo fueron motivadas únicamente por el deseo de poder consolar mejor a Dios. Con firme propósito de hacer aquello que agradase a Dios, evitaba cualquier especie de pecado y con siete años comenzó a aproximarse frecuentemente al Sacramento de la Penitencia.
 
PROPÓSITO DEL DÍA:
 
Tal vez hoy sea un buen momento para comenzar a mirar hacia adentro y ver cómo está mi vida. Preguntarme si estoy ofendiendo a Dios y si lo estoy haciendo tal vez pueda volver a comenzar y dejar de lado mis malos hábitos. Pedile a la Virgen que te ayude a consolar a Jesús.

Padre Marcelo

Ingresando AQUÍ podes bajar el libro de oraciones para cada día.

#CuaresmarioMariano #UnCuraEnLasRedes

A %d blogueros les gusta esto: