Día #25

DÍA #25: Nuestra Señora de Todos los Pueblos 
 
HISTORIA DE LA APARICIÓN:
 
VIDENTE: Ida Peerdeman
FIESTA: 25 de marzo
 
Ida Peerdeman en 1945 recibió la primera visión de la Virgen María, la primera, de 56. Estas visiones fueron acompañadas de varios mensajes, sobre los que destaca la invitación de la Virgen a difundir su imagen sobre un globo terráqueo con una cruz detrás y una cinta en la cintura, rodeada de ovejas y de sus manos salen tres rayos, que simbolizan la Gracia de Dios Padre, la Redención de Dios Hijo y la Paz de Dios Espíritu Santo, así como su advocación como Señora de todos los Pueblos. La Virgen dio distintos mensajes, acerca de la oración nos dice lo siguiente:
Invocación al Espíritu Santo:
“Señor Jesucristo, Hijo del Padre, manda ahora tu Espíritu sobre la tierra. Haz que el Espíritu Santo habite en el corazón de todos los pueblos, para que sean preservados de la corrupción, de las calamidades y de la guerra. Que la Señora de todos los Pueblos, María Santísima, sea nuestra Abogada. Amén”.
La Virgen dictó con insistencia a la vidente esta breve y potente oración para que se proclame a María Corredentora cuanto antes y de ese modo el Espíritu Santo descienda con una nueva plenitud, como ha sido prometido. La oración “ha sido dada para pedir que el verdadero Espíritu venga al mundo” (20.09.195l). Viendo que se duda en difundir esta oración, la Virgen anima diciendo: “Que los hombres digan cada día esta sencilla oración. Es tan sencilla y breve, que todos pueden recitarla en este mundo moderno. Ha sido dada para pedir que el verdadero Espíritu venga al mundo”.
 
GRADO DE APROBACIÓN:
 
Esta aparición cuenta con la aprobación del Obispo de la Diócesis de Amsterdam, Monseñor Bormers y su Obispo Auxiliar Monseñor Josez M. Punt, desde el año 1996.
 
MEDITACIÓN DEL DÍA: el Espíritu Santo
 
“La vida cristiana nace de nuevo del Espíritu y, por lo tanto, debemos hacer sitio para ello:
 
Es el Espíritu que nos hace resucitar de nuestros límites, de nuestros muertos, porque tenemos tantas, tantas necrosis en nuestra vida, en nuestra alma. El mensaje de la Resurrección es este de Jesús a Nicodemo: debemos renacer. Pero ¿por qué cede el paso al Espíritu? Una vida cristiana, que se llama a sí misma cristiana, que no deja espacio para el Espíritu y que no se deja llevar por el Espíritu, es una vida pagana, disfrazada de cristiana. El Espíritu es el protagonista de la vida cristiana, el Espíritu -el Espíritu Santo- que está con nosotros, nos acompaña, nos transforma, nos vence. Nadie ha ascendido jamás al cielo, sino aquel que descendió del cielo, es decir, Jesús. Bajó del cielo. Y en el momento de la resurrección, nos dice: «Reciban el Espíritu Santo», será el compañero de la vida, de la vida cristiana. Por tanto, no puede haber vida cristiana sin el Espíritu Santo, que es «compañero de cada día», un don del Padre, un don de Jesús.” (Papa Francisco, 30 de abril de 2019)
 
PROPÓSITO DEL DÍA:
 
Te invito a que lleves contigo esta oración sobre el Espíritu Santo -que la Virgen dio a la vidente- para que puedas repetirla durante el día.
 
¡Que el Espíritu Santo guíe tus pasos en esta Cuaresma!

Padre Marcelo

Ingresando AQUÍ podes bajar el libro de oraciones para cada día.

#CuaresmarioMariano #UnCuraEnLasRedes

A %d blogueros les gusta esto: