Día #30

DÍA #30: Nuestra Señora de América 
 
HISTORIA DE LA APARICIÓN:
 
VIDENTE: Hna. María Ephren
FIESTA: 26 de septiembre
 
En 1847, por petición de los Obispos de los EEUU, S.S Papa Pío IX, nombró a la Santísima Virgen María, bajo el título de Inmaculada Concepción, Patrona de los Estados Unidos.
 
La Virgen María se le aparece a la hermana María Ephren como respuesta de agradecimiento a los Estados Unidos de América, por reconocerla como la Inmaculada Concepción. La Virgen enfatizó en la importancia de la Virtud de la pureza, así como de la Santísima Trinidad en la Familia Cristiana, con la Sagrada Familia (Jesús, María y José) como modelo a seguir por las familias estadounidenses.
 
El día 5 de octubre de 1956, la Virgen María reveló a la Hermana, su deseo de elevar una imagen con la advocación “Our lady of America” en el Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción de Washington D.C., para convertirlo en un lugar de peregrinación y protección especial a este país.
 
La Santísima Virgen reveló la sucesión de mayores milagros siempre que sus amados hijos se convirtieran y realizaran sus deseos. Hizo especial mención a los obispos de EEUU que fueran fieles a su ministerio.
 
GRADO DE APROBACIÓN:
 
Una oración específica y la medalla a Nuestra Señora de América, recibió la aprobación formal en 1963 con Imprimatur, de Monseñor Paul F. Leibold, Obispo Auxiliar y Vicario General de la Arquidiócesis de Chincinnati.
 
MEDITACIÓN DEL DÍA: las pureza
 
Acorde al Padre Kentenich, fundador del Movimiento Apostólico de Schoenstatt, la pureza es la transparencia nítida y plena de la huella de Dios en nosotros. Dios Padre, al crearnos puso en nuestro corazón una huella original. La pureza es reflejo de la belleza eterna, reflejo de la belleza de Dios. Esto quiere decir que es una manera distinta de percibir la vida: desde Dios y con los ojos de Dios. Así como también, es una manera distinta de amar: como Dios ama, como la Virgen María ama. En lo sexual, es comprender y realizar la relación sexual como Dios lo ha querido desde siempre. En la vestimenta, es vestirse de modo de reflejar la imagen de Cristo o de la Virgen. En nuestra manera de hablar, de mirar, de pensar, esta pureza a la que Dios nos invita no es lo que “sacrificamos”, sino lo que ganamos… ¡un corazón indiviso, listo para amar como Jesús!
 
PROPÓSITO DEL DÍA:
 
Te invito a que puedas meditar y observar tus palabras, tus gestos, intenciones e incluso la mirada. Pedile a la Virgen la asistencia para poder purificar aquellos aspectos que más te cuestan y así pueda ser Cristo quien viva cada día más en tu corazón.

Padre Marcelo

Ingresando AQUÍ podes bajar el libro de oraciones para cada día.

#CuaresmarioMariano #UnCuraEnLasRedes

A %d blogueros les gusta esto: