Día #5

DÍA #5: NUESTRA SEÑORA DEL BUEN SUCESO

HISTORIA DE LA APARICIÓN:

VIDENTE: Sor Mariana de Jesús

FIESTA: 2 de febrero

Fue en el Monasterio de la Inmaculada Concepción que, con el corazón repleto de amarguras, Sor Mariana había ido a implorarle al Divino Redentor que por intercesión de su bendita Madre solucionara los problemas que dificultaban la evangelización de aquellas tierras: los malos ejemplos que daban algunos sacerdotes y religiosos. Con la frente en el duro suelo de piedra, oraba con fervor cuando una dulce voz interrumpió sus plegarias llamándola por su nombre:

—Mariana, hija mía. Se levantó rápidamente y vio delante de ella a una bellísima Señora, resplandeciente de luz, que tenía en su mano izquierda al Niño Jesús y en la derecha un báculo todo de oro pulido, adornado con piedras preciosas.

—Hermosa Señora, ¿quién sos y qué quieres? —le preguntó.

—Soy María del Buen Suceso, la Reina del Cielo y de la tierra. Vengo a consolar tu corazón afligido. Empuño en el brazo derecho el báculo que ves, porque quiero gobernar este mi monasterio como Priora y Madre.

Duró cerca de dos horas el coloquio de la humilde religiosa, en sus mensajes hacía una descripción del mundo que llegaría con la crisis de fe del mundo, pero también en el seno de la Iglesia. Uno de los aspectos más llamativos de esta aparición es el de la imagen milagrosa, la talla que la Virgen había ordenado a Sor Mariana esculpir, finalmente fue tallada por los propios ángeles: “La perfección de la obra corre por mi cuenta. Gabriel, Miguel y Rafael tomarán a su cargo secretamente la fabricación de mi imagen”.

GRADO DE APROBACIÓN:

Esta aparición fue aprobada por el Obispo de Quito, Salvador de Ribera, quien certificó en documentos oficiales los hechos milagrosos de la imagen de San Francisco de Asís y de los tres Arcángeles – San Miguel, San Gabriel y San Rafael –

MEDITACIÓN DEL DÍA: los consagrados
Nos dice el Papa Francisco “La vida consagrada es: ¡un regalo de Dios! Cada persona consagrada es un regalo para el pueblo de Dios. Hay tanta necesidad de estos testimonios, que fortalezcan y renueven el compromiso de difundir el Evangelio”

Es muy importante cuidar todas las vocaciones, pero especialmente a las que dejan todo lo que el mundo ofrece por amor a Dios. Sabiendo que éstas no abundan es preciso cuidarlas con oración, ya que, si bien el llamado es personal, el servicio es para todo el pueblo de Dios.

Por lo que, es responsabilidad de cada uno de nosotros cuidar esa tierra fértil que ¡dará frutos para mayor Gloria de Dios y bien de nuestras almas!

PROPÓSITO DEL DÍA:

Rezar por los consagrados y por los que están siendo llamados a ese estado de vida de entrega total.

¡Animate a contribuir con tu oración, ya que puede ser el “empuje” que un corazón está necesitando para darle el SÍ a Jesús!

Padre Marcelo

Ingresando AQUÍ podes bajar el libro de oraciones para cada día.

#CuaresmarioMariano #UnCuraEnLasRedes

A %d blogueros les gusta esto: