Día #8

DÍA #8: Nuestra Señora de Coromoto

HISTORIA DE LA APARICIÓN:

VIDENTE: Cacique Coromoto

FIESTA: 11 de septiembre

Desde mediados del siglo XVII los religiosos capuchinos empezaron la evangelización de la comarca de Guanare. En una de las tribus indígenas evangelizadas se originó el culto a Nuestra Señora de Coromoto. Según cuenta la tradición, cuando se disponían los indios a ser bautizados, el cacique se negaba rotundamente a participar. En septiembre de 1651 el cacique se encontró con un vecino de la villa del Espíritu Santo, llamado Juan Sánchez y durante la conversación el indio le contó que una Señora muy hermosa se le había aparecido en una quebrada y le había dicho que recibiera el agua del Bautismo. Juan Sánchez le exhortó a seguir las indicaciones de la aparición y prosiguió su ruta.

Al mismo tiempo algunos niños, hijos de los conversos, confesaron que una Señora muy bella se les aparecía cuando iban a recoger agua. Esto hizo que los indios miraran con respeto aquel lugar y que utilizaran el agua que allí manaba para curar a sus enfermos. Sin embargo, pasó un año y el cacique no daba muestras de querer convertirse a la fe cristiana.

El 8 de septiembre de 1652, la Virgen se le apareció al Cacique, en la misma puerta de su choza y según dice la tradición éste la amenazó con su arco, pero la Virgen le cegó con sus resplandores y desapareció, dejando en sus manos una pequeña imagen suya. Luego de esto el Cacique se convirtió y se bautizó. Juan Sánchez, al tener noticia del suceso, mandó recoger la imagen y desde entonces se la comenzó a venerar bajo el título de Nuestra Señora de Coromoto. El 7 de octubre de 1944, el Papa Pío XII la declaró “Patrona de la República de Venezuela” y su coronación canónica se celebró tres siglos después de la aparición, en 1952.

GRADO DE APROBACIÓN:

Esta aparición cuenta con el más alto grado de aprobación. Está incluida en el calendario litúrgico y cuenta con liturgia propia.

MEDITACIÓN DEL DÍA: el bautismo

“Sal del bosque junto con los tuyos y ve donde los blancos para que reciban el agua sobre la cabeza y puedan entrar en el cielo”, dijo la Virgen al Cacique Coromoto.

Dice el Papa Francisco que “en el rito de acogida del bautismo, se pide el nombre del que va a ser bautizado. El nombre indica la identidad de una persona. Dios nos llama por nuestro nombre, nos ama personalmente. El bautismo despierta en nosotros la vocación a vivir como cristianos, lo que implica una respuesta personal por nuestra parte. Pero no termina ahí: a lo largo de los años, Dios sigue llamándonos por nuestro nombre, para que cada día nos parezcamos más a su Hijo Jesús”.

La Virgen ha venido muchas veces a recordarnos la importancia del mensaje del Evangelio, porque parece que con el paso del tiempo nos vamos olvidando. Ella es una mensajera de Dios, viene a llevarnos de la mano al amor de su Hijo y a decirnos que vivamos todo lo que la Iglesia nos propone.

PROPÓSITO DEL DÍA:

Renovar la gracia de nuestro bautismo. Averiguar la fecha en que fui bautizado y dar gracias a Dios por este sacramento que me abre las puertas para poder recibir todos los demás sacramentos de nuestra Iglesia.

Rezo especialmente por el ministro de la Iglesia que me bautizó.

Padre Marcelo

Ingresando AQUÍ podes bajar el libro de oraciones para cada día.

#CuaresmarioMariano #UnCuraEnLasRedes

A %d blogueros les gusta esto: