Día #9

DÍA #9: Nuestra Señora de Laus

HISTORIA DE LA APARICIÓN:

VIDENTE: Benoîte Rencurel

FIESTA: 4 de mayo

En el año 1664 a las afueras de la villa de Saint-Etienne D´Avançon, una bella dama se presentó a una joven analfabeta de 17 años llamada Benoîte Rencurel, a la que le reveló su identidad: “Yo soy María”. En septiembre de ese año, la Virgen María la vuelve a saludar en la aldea de Laus y le revela su deseo de construir allí mismo una Iglesia en la que no le faltaría nada, con una residencia para sacerdotes y en honor a su Hijo Jesucristo.

Benoîte comienza un verdadero camino personal de conversión, de oración fervorosa y de apostolado para llevar a cabo la misión que la Virgen le encomienda: que aquella Iglesia fuera el refugio de los pecadores, en donde la conversión unida al sacramento de la confesión ayudará a miles de peregrinos a cambiar sus vidas y acercarse más a Dios. Benoîte ingresa en la Tercera Orden dominica.

La Iglesia se construyó en tres años, entre 1666 y 1669. Durante 54 años, BenoÎte se dedicó a atender a los peregrinos, a acompañarlos en su camino hacia la conversión y a recomendarles el sacramento de la confesión de sus pecados, para restablecer la amistad con Dios y comenzar de nuevo un camino de santidad.

GRADO DE APROBACIÓN:

Esta aparición cuenta con la aprobación del obispo de la Diócesis de Gap y de Embrum, quien reconoció oficialmente el carácter sobrenatural de las apariciones de la Virgen a Benoîte en el Santuario de Laus.

MEDITACIÓN DEL DÍA: la confesión

La Virgen la llevó a una capilla que estaba en muy pobre estado y le dijo: “El objetivo de esta iniciativa, que se realizará rápidamente, es iniciar a los cristianos a un camino de conversión, especialmente por el sacramento de la confesión. Aquí muchos pecadores se convertirán. Yo me apareceré aquí con frecuencia. Le he pedido a mi hijo Laus y me lo ha concedido”.

El sacramento de la confesión nos ayuda a tener un nuevo impulso en nuestra vida de fe y nos acerca más a Jesús. Es muy importante confesarse para el proceso personal de conversión, ya que a través de este sacramento recibimos el perdón de los pecados. Es por este motivo que no hay que acudir a este sacramento por rutina, sino con el fin de cambiar y de intentar llevar una nueva vida lejos del pecado.

PROPÓSITO DEL DÍA:

Hacer un buen examen de conciencia para seguir en el camino de la conversión a través del sacramento de la confesión cuando lo vea necesario. La Virgen ha recomendado en distintas apariciones que es bueno acudir a este sacramento al menos una vez al mes.

Padre Marcelo

Ingresando AQUÍ podes bajar el libro de oraciones para cada día.

#CuaresmarioMariano #UnCuraEnLasRedes

A %d blogueros les gusta esto: