Sobre las apariciones

LOS CRITERIOS DE DISCERNIMIENTO Y SUS FRUTOS ESPIRITUALES

🔹¿Qué es una aparición?

Son manifestaciones de la Virgen María ante una o más personas, en un lugar y tiempo histórico determinado.

🔹¿Qué es un vidente?

Es una persona que ve lo que ordinariamente no ven los demás hombres. La palabra hebrea ro·´éh, “vidente”, se deriva de una raíz que significa “ver”. En la Biblia el vidente era un hombre al que otros consultaban para recibir consejo sobre los problemas a los que se enfrentaban. Podemos ver algunos ejemplos en Samuel (1Sa 9:9, 11, 18, 19), Sadoc (2Sa 15:27), etc.

🔹¿Por qué se aparece la Virgen?

La Virgen está en el cielo en cuerpo y alma, esto fue declarado por la Iglesia a través del dogma de la Asunción por el Papa Pio XII el 1 de noviembre de 1950. Ella, desde el cielo, como nuestra madre intercede por nosotros y nos ayuda en nuestro peregrinar por esta tierra. La Iglesia reconoce la posibilidad de que Dios hable directamente a algunas almas y las instruya en el bien, ya sea en forma particular o colectiva. También es importante aclarar que las apariciones marianas no añaden nada a la doctrina cristiana.

🔹¿Cómo ven a la Virgen?

La Virgen, al tener un cuerpo glorioso, puede tomar diferentes características físicas:

· Edad 

· Estatura

· Apariencia

· Forma de hablar

· Vestuario

Nuestra Madre se acomoda a la cultura y al lenguaje de los videntes cómo lo hacía Jesús en sus apariciones a los discípulos: Magdalena (Jn 20, 14-16), los discípulos de Emaús (Lc 24, 16), etc.

🔹¿Cómo actúa la Iglesia ante estos acontecimientos?

Investiga y de acuerdo con las investigaciones las apariciones pueden tener varios grados de aprobación.

1. Declaración favorable del Obispo

Si la aparición atrae a muchas personas, el Obispo establece una comisión para una evaluación exhaustiva. La comisión hace su recomendación al Obispo y este puede que se declare en apoyo de la aparición diciendo que “no contiene nada contrario a la fe o la moral”, que “parecen ser inspiradas sobrenaturalmente” y “son dignas de devoción por parte de los fieles”.

2. Permiso para la celebración de la liturgia

Se permite celebrar la Santa Misa en el lugar de las apariciones. En este tiempo se observan los frutos. La mayoría de las apariciones se quedan en este grado de aprobación oficial y no es necesario más. El hecho que no venga una aprobación de la Santa Sede no indica rechazo.

3. Reconocimiento papal

Si una aparición tiene una gran difusión internacional, puede darse una declaración de la Santa Sede. El Papa declara públicamente que él mismo tiene una disposición favorable con relación a los eventos y al contenido de la aparición. Esto puede darse de diferentes maneras: una mención favorable del Papa, una visita al santuario, etc.

4. Reconocimiento litúrgico

Es el más alto grado de aprobación, con la inserción oficial de la aparición en el calendario litúrgico.

Entre las apariciones del siglo XIX, sólo las de La Salette, Medalla Milagrosa y Lourdes alcanzaron el máximo grado de aprobación y entre las del siglo XX Fátima, Beauraing y Banneux.

🔹¿Cuál es el propósito de las apariciones?

El propósito es ayudarnos a vivir nuestra fe según lo que enseña la Iglesia. También nos recuerda algún aspecto de la fe o vida cristiana que ha quedado un tanto olvidado. Nos pone ante nuestra conciencia la verdad que hemos olvidado o que vivimos superficialmente y nos ayuda a profundizar para que saquemos el mayor provecho espiritual.

🔹¿Qué sucede en la vida espiritual de las personas?

Se ven muchos frutos espirituales. Los frutos que produce es un termómetro fundamental para el discernimiento de una aparición. Entre los frutos encontramos:

– Conversiones

– La vuelta a los sacramentos 

– Vocaciones

Padre Marcelo

A %d blogueros les gusta esto: