Adviento Día #1

Día #1: Por amor nos creó

“De la creencia que me tengo que ganar tu amor, líbrame Jesús.”

“Por amor nos creó”, esta oración nos ayuda a vivir en la más grande realidad de nuestras vidas, somos amados. Esta es la gran alegría de la vida de los cristianos, que donde sea que estemos, lo que sea que estemos atravesando, somos amados por Dios. Infinitamente, personalmente, misericordiosamente, y abundantemente.

La realidad es que es una lucha constante sabernos amados, pero, ¿cómo hago para que el amor cumpla un rol primario y llegue a todos los ámbitos de mi vida? Primero, recordemos que el Amor nos creó, Él nos pensó, nos soñó, deseó nuestra existencia. ¿Por qué? Por un propósito: para que seamos únicos e irrepetibles, somos un regalo de amor para este mundo. Cada uno de nosotros es necesitado, querido, necesario, y valioso en este gran proyecto de Dios. Segundo, recordemos que el amor nos redimió. Cuando Adán y Eva perdieron la gracia, Dios se puso a trabajar nuevamente en un nuevo camino para que volvamos a su corazón, para que volvamos a nuestro Padre como el hijo pródigo. 

El envió desde el cielo a Jesús, su hijo amado, nació en un portal en Belén, y cuando llegó el momento, subió al Calvario y murió en una cruz por cada uno de nosotros, de esta forma pudo descender a las experiencias más profundas que un ser humano puede experimentar, dolor, sufrimiento, pecado y oscuridad. De esta forma, Jesús fue hasta la miseria más profunda tuya y mía, para poder estar con nosotros y amarnos a lo largo de nuestras vidas.

Este es el mensaje que nos deja este tiempo de Adviento: ¡tenemos un Dios que está con nosotros y nos ama!

  • Coloquio del día: Señor, te doy gracias por amarme hasta el extremo, ayúdame a abrir mi corazón para poder recibir con gratitud todo lo que me quieras dar. 
  • Gesto del día: Repetir en nuestra oración personal: “Jesus, creo en tu amor”

 

Padre Marcelo

A %d blogueros les gusta esto: