Adviento Día #14

Día #14: “Que Tu plan es mejor que cualquier otro, Jesús, confío en Ti.”

De vez en cuando podemos llegar a dudar acerca de si Dios tiene verdaderamente un plan para nuestras vidas, y a menudo estas ideas pueden colarse en algún momento de sufrimiento en nuestras vidas, o se presenta camuflada la idea de que nuestras oraciones no están siendo respondidas. Es en tiempos como estos que las dudas se acrecientan en nuestros corazones que necesitamos mirar para atrás y ver la verdad, como nuestra confianza fue creciendo a lo largo de nuestro camino de fe.

Es por eso por lo que mirando en La Palabra podemos encontrar una respuesta a estas dudas y confiar en que verdaderamente el Señor tiene un buen plan para nuestras vidas incluso en el medio de las turbulencias, o momentos no tan felices. Es en el Antiguo testamento, José era el hijo amado de Jacob, pero, aunque era el hijo amado sus hermanos no estaban tan contentos con que así fuera por eso lo vendieron como esclavo, él fue vendido a algunas personas luego a otras hasta que fue llevado a Egipto. José era un hombre recto, recibió muchas acusaciones falsas y fue tirado a la cárcel. Allí, fue olvidado por muchos años. A través de estos episodios, el haber sido vendido, calumniado y olvidado, podemos llegar a pensar ¿dónde está Dios en todo esto?, pero Dios lo puso en el lugar correcto al momento correcto. El interpretó un sueño para Faraón, el cual no solamente salvó Egipto de la hambruna, sino que salvó también a su familia. Así que José fue parte de este plan aún más grande de Dios, incluso cuando parecía que estuviese sufriendo solo.

A lo largo de nuestras vidas, podemos situarnos o atravesar este tipo de situaciones sin poder alcanzar a ver el plan completo de Dios, pero es necesario saber abandonarnos en sus planes, una y otra vez, El nunca nos defrauda. Jeremías nos recuerda acerca de esto: “Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza”.

Coloquio del día: “Jesús, confió en que tus planes son perfectos, aumenta mi fe”

Gesto del día:  Realizar un “examen de corazón”, esto implica revisar cómo es nuestra relación con Dios y en qué medida nos comunicamos con Él, tenemos diálogo con Él, ejercitamos y nos apoyamos en una amistad con Él.

Padre Marcelo

A %d blogueros les gusta esto: