Día #11

11 DE ENERO

¿ESTÁS DISPUESTO A SER SANTO?

ORACIÓN INICIAL

Señor, porque confío en tu infinita misericordia me presento indignamente ante ti, confío en que estás presente en este lugar, conmigo y en mí. Te adoro con todo mi corazón y no deseo otra cosa que cumplir Tu voluntad. Envía tu Espíritu para que en esta oración puedan mis ojos leer Tu Palabra para encontrar Verdad y Vida, mis oídos escuchar tu voz para no perderme nunca, y en mi corazón guardar tus enseñanzas para poder obrar conforme a tus planes.

PRIMERA DE PEDRO 1, 13-16

Por eso, preparen su mente para servir. Con pleno dominio propio pongan toda su esperanza en el generoso amor que será de ustedes cuando Jesucristo venga. Antes, ustedes no entendían y por eso seguían sus malos deseos. Pero ahora, son hijos obedientes de Dios y no deben vivir como antes. Más bien, sean santos en todo lo que hacen, porque Dios, quien los llamó, es santo. Pues está escrito: «Sean santos, porque yo soy santo».

REFLEXIÓN DEL PADRE MARCELO MARCIANO

Que alegría tiene Nuestra Madre cuando sus hijos van a su encuentro para venerarla, honrarla, presentarle sus necesidades y agradecerle por las gracias que les ha concedido. ¡Nuestra Madre es sencilla! El regalo más grande que le podemos hacer es hacernos un espacio en nuestras agendas ocupadas y pasar tiempo con ella y con su Hijo Jesús. Es tan sencilla que se alegra y es feliz cuando nosotros rezamos el Rosario, el Ángelus o cuando hacemos Novenas. Ella, que es Mamá y enseñó a rezar a Jesús, se pondrá feliz si tú enseñas a rezar a tus hijos y rezan juntos en familia. Ella estará feliz si priorizas a Jesús en la Eucaristía por sobre todas las cosas, participando de la Santa Misa y yendo a su encuentro en la Adoración Eucarística. Ella se pondrá feliz si ponemos a Jesús en primer lugar en nuestras vidas, porque si lo hacemos seremos felices, porque cuando descubrimos el amor de Jesús y de la Virgen, y le damos el lugar que les corresponde en nuestras vidas, encontraremos la verdadera felicidad y ya nunca nos podremos apartar de ella. El mundo actual necesita santos, personas como vos y como yo, que seamos testimonio del amor de Jesús en nuestras vidas con nuestro ejemplo de vida. Nuestra peregrinación por esta vida tiene una meta: ¡ser santos! ¿Estás dispuesto a llegar a esa meta?

PREGUNTAS GUÍAS

¿Dedico tiempo a la oración? ¿Pongo a Jesús en el primer lugar de mi corazón?

¿Estoy dispuesto a buscar la santidad?

ORACIÓN FINAL

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza. A Ti celestial princesa, Virgen Sagrada María, yo te ofrezco en este día alma vida y corazón. Mírame con compasión, no me dejes, Madre mía, morir sin tu santa bendición. Amén.

 

Podes descargar el libro entero de #PretemporadaEspiritual AQUÍ

Padre Marcelo

A %d blogueros les gusta esto: