Día #32

1 DE FEBRERO

REZAR EL ROSARIO YA NO ES COSA DE “VIEJAS”

ORACIÓN INICIAL

Señor, porque confío en tu infinita misericordia me presento indignamente ante ti, confío en que estás presente en este lugar, conmigo y en mí. Te adoro con todo mi corazón y no deseo otra cosa que cumplir Tu voluntad. Envía tu Espíritu para que en esta oración puedan mis ojos leer Tu Palabra para encontrar Verdad y Vida, mis oídos escuchar tu voz para no perderme nunca, y en mi corazón guardar tus enseñanzas para poder obrar conforme a tus planes.

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 18, 1-5

Entonces Jesús les contó una historia para enseñarles que siempre deben orar y nunca perder la esperanza. Les dijo: «En un pueblo había un juez que no tenía temor de Dios y tampoco le importaba lo que pensaran los demás. En ese pueblo había también una viuda. Ella le insistía al juez y le decía: “Hay un hombre que me está haciendo daño. ¡Pido justicia!” Por un tiempo, el juez no quiso ayudarla, pero después se dijo a sí mismo: “Aunque no temo a Dios y tampoco me importa lo que piensen los demás, ayudaré a esta viuda. Si no lo hago, me seguirá molestando y me hará la vida insoportable”».

REFLEXIÓN DEL PADRE MARCELO MARCIANO

Rezar el Santo Rosario ya no es cosa de “viejas”, cómo se acostumbraba a decir en otras épocas. El rezo del Rosario, hoy día, constituye parte importante de la oración de todos aquellos que amamos y veneramos a la Virgen.  Hace algunos años no era algo típico entrar en las parroquias y ver personas rezando el Rosario. Les puedo asegurar que, hoy día, en la mayoría de las parroquias se reza el Rosario y ya no es cosa de “viejas”, sino que es, también, cosa de jóvenes. Y qué decir de los hombres, ya no se ocultan para rezar el Rosario. ¡Hay grupos de hombres que rezan el Rosario! A partir de los distintos movimientos marianos que han surgido hay muchos grupos de oración que son llevados adelante por jóvenes y gran parte de esos grupos han incluido el rezo del Rosario en sus momentos de oración. ¿Qué ha sucedido en este tiempo que de un momento para otro los jóvenes rezan el Rosario y no se aburren? La respuesta a esta pregunta está en que los jóvenes no son tontos, los jóvenes saben que la oración es la fuente primordial para encontrarse con Jesús. A los jóvenes les están queriendo imponer un mundo en el que Dios no existe, un mundo en el que todo se compra con dinero, un mundo en donde todo se basa en los sentimientos del momento, es decir, “si lo sentís hacelo y si no lo sentís no lo hagas”. La mayoría de los jóvenes están abriendo sus ojos y se están dando cuenta que la verdadera felicidad no es ninguna de esas cosas, sino que la felicidad está en Dios. Es impactante entrar en muchas parroquias y ver cómo los jóvenes rezan el Rosario, adoran el Santísimo Sacramento y ver con la devoción que participan en la liturgia y en los distintos grupos de oración.

PREGUNTAS GUÍAS…

¿Rezo el Rosario con el corazón o lo hago en forma mecánica?

¿Me muevo solo por los sentimientos del momento o tengo una fe madura?

ORACIÓN FINAL

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza. A Ti celestial princesa, Virgen Sagrada María, yo te ofrezco en este día alma, vida y corazón. Mírame con compasión, no me dejes, Madre mía, morir sin tu santa bendición. Amén.

Podes descargar el libro entero de #PretemporadaEspiritual AQUÍ

Padre Marcelo

A %d blogueros les gusta esto: