Día #44

13 DE FEBRERO

LO QUE PASA CUANDO NOS CONVERTIMOS

ORACIÓN INICIAL

Señor, porque confío en tu infinita misericordia me presento indignamente ante ti, confío en que estás presente en este lugar, conmigo y en mí. Te adoro con todo mi corazón y no deseo otra cosa que cumplir Tu voluntad. Envía tu Espíritu para que en esta oración puedan mis ojos leer Tu Palabra para encontrar Verdad y Vida, mis oídos escuchar tu voz para no perderme nunca, y en mi corazón guardar tus enseñanzas para poder obrar conforme a tus planes.

LECTURA DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES 9, 1-9

Saulo seguía amenazando y promoviendo actos de violencia y muerte contra los seguidores del Señor. Entonces fue al sumo sacerdote y le pidió cartas de autorización para las sinagogas de Damasco. Si Saulo encontraba a algún seguidor del Camino [a], hombre o mujer, lo podía arrestar y llevar preso a Jerusalén. Cuando estaba cerca de la ciudad de Damasco, lo rodeó de repente una luz muy brillante del cielo. Saulo cayó al suelo y escuchó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Saulo preguntó: ¿Quién eres, Señor? La voz le contestó: Soy Jesús, a quien tú persigues. Levántate y vete a la ciudad. Allí se te dirá qué tienes que hacer. Los hombres que viajaban con Saulo estaban ahí, sin poder decir ni una sola palabra. Oían la voz, pero no veían a nadie. Saulo se levantó del suelo, pero cuando abrió los ojos no veía nada. Entonces lo llevaron de la mano a Damasco. Estuvo allí tres días sin ver y no comió ni bebió nada.

REFLEXIÓN DEL PADRE MARCELO MARCIANO

Cuando nos convertimos experimentamos un cambio profundo en nuestro interior, ese cambio es tan grande que muchas veces no encontramos palabras para describirlo. Lo que sí es seguro es que nosotros lo experimentamos porque cambia nuestra vida, cambia nuestro corazón, cambian nuestros hábitos. Nuestros familiares y amigos nos miran y no entienden lo que nos pasa, y si nos ponemos a pensar racionalmente es lógico que no nos entiendan. ¿Por qué es lógico? Simplemente porque somos nosotros los que cambiamos, no ellos. Hasta que no experimenten lo mismo que hemos experimentado nosotros es muy difícil que lo puedan comprender. Este fenómeno de las conversiones pasa mucho hoy en día porque estamos viviendo en un mundo que ha sacado a Dios del centro y eso ha hecho que mucha gente viva de espalda a Dios. Vivir de espalda a Dios produce un gran vacío, muchas personas están centradas en aumentar sus cuentas en los bancos, en tener mejores autos, casas más lindas y más grandes. Todos estos bienes aparentes no producen la verdadera felicidad en el corazón. Tratemos día a día de poner la mirada y el corazón en Jesús, que Él sea el centro de nuestras vidas. Pidámosle a la Santísima Virgen que nos ayude a amarlo cada día más y a que seamos verdadero testimonio de su amor para poder contagiar con nuestro testimonio a las personas que tenemos a nuestro alrededor que aún no conocen el amor de Dios.

PREGUNTAS GUÍAS…

¿Me pesa seguir a Jesús en esta sociedad que lo ha dejado de lado?

¿Acepto la opinión que tienen mis familiares y amigos sobre mí?

ORACIÓN FINAL – ORACIÓN POR LA PAZ DE PABLO VI

Señor, Dios de la paz, Tú que creaste a los hombres para ser herederos de tu gloria. Te bendecimos y agradecemos porque nos enviaste a Jesús, tu hijo muy amado. Tu hiciste de Él, en el misterio de su Pascua, el realizador de nuestra salvación, la fuente de toda paz, el lazo de toda fraternidad. Te agradecemos por los deseos, esfuerzos y realizaciones que tu Espíritu de paz suscitó en nuestros días, para sustituir el odio por el amor, la desconfianza por la comprensión, la indiferencia por la solidaridad. Abre todavía más nuestro espíritu y nuestro corazón para las exigencias concretas del amor a todos nuestros hermanos, para que seamos, cada vez más artífices de la PAZ. Acuérdate, oh Padre, de todos los que luchan, sufren y mueren para el nacimiento de un mundo más fraterno. Que para los hombres de todas las razas y lenguas venga tu Reino de justicia, paz y amor. Amén.

Podes descargar el libro entero de #PretemporadaEspiritual AQUÍ

Padre Marcelo

A %d blogueros les gusta esto: