La Envidia

¡La envidia nos endurece el corazón!

¡Que feo es cuando nos ponemos tristes porque a los demás les va bien o tienen algo que nosotros no tenemos! ¡Jesús es el único que nos libera!

A %d blogueros les gusta esto: