LAS 15 ORACIONES DE SANTA BRÍGIDA

En la Basílica de San Pablo Extramuros en Roma todavía se puede contemplar, en la Capilla del Santísimo Sacramento, el Crucifijo Milagroso ante el cual estuvo arrodillada Santa Brígida cuando recibió estas 15 oraciones de Nuestro Señor.

Por mucho tiempo, Santa Brígida había deseado saber cuántos latigazos había recibido Nuestro Señor en Su Pasión. Cierto día se le apareció Jesucristo, diciéndole: “Recibí en Mi Cuerpo cinco mil cuatrocientos ochenta latigazos, son 5.480 azotes. Si quieren honrarlos en verdad, con alguna veneración, rezar 15 veces el Padre Nuestro; también 15 veces el Ave María, con las siguientes oraciones, durante un año completo. Al terminar el año, habrán venerado cada una de Mis Llagas”. (Nuestro Señor mismo le dictó las oraciones a la santa)

 

 

Recomendaciones:

1 – Rezar antes del atardecer, si lo dejas para más tarde, luego podés estar muy cansado por las tareas del día y es fácil que te olvides de rezar o te quedes dormido.
2 – El rezo de las oraciones insume unos veinticinco minutos, cuanto más compenetrado espiritualmente, menos tiempo lleva.
3 – Se rezan las quince oraciones cada día, no una oración cada día.
4 – En caso de enfermedad grave, puede rezarla otra persona al lado de la cama y el enfermo deberá ir repitiendo mentalmente. Solamente mientras se encuentre gravemente enfermo.
5 – Se reza ante un Crucifijo, en su defecto frente a una estampa de Jesús o con la mente puesta en su Divino Rostro y en sus Santas Llagas.

Padre Marcelo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: